Acerca de Arnold

Una historia de amor en el horno...

En marzo de 1940, Dean y Betty Arnold hornearon las primeras dos docenas de panes Arnold, en un horno de ladrillo en la parte trasera de una pequeña casa en Stamford, Connecticut. Poniendo su confianza en ingredientes superiores, como harina de trigo de primavera sin blanquear, miel, mantequilla y huevos, desarrollaron el rico pan dorado que pronto se convertiría en una marca líder de primera calidad y de reputación internacional.

El Sr. Arnold estableció su propio negocio de fabricación de pan debido a su alergia grave a la harina. Después de haberse graduado en la Universidad de Columbia, trabajó para una fábrica de pan importante hasta que su alergia se hizo demasiado severa como para continuar en la empresa. En enero de 1940, con sólo $600 producto de su liquidación por despido, él y su esposa se fueron a vivir con su tío en una granja en Armonk, Nueva York, y allí comenzaron a hornear pan.

Creyendo siempre que existía la necesidad de una mejor barra de pan, Dean y Betty tomaron su receta única e instalaron su primer horno de ladrillo. Pronto, toda la familia estaba involucrada, al punto de que parientes suyos ayudaban a cortar, envolver y entregar personalmente el pan, de casa en casa. En 1941, el negocio estaba en pleno auge y la panadería necesitaba expandirse. Pese a no tener una sólida situación financiera, Dean consiguió un préstamo bancario basado en el buen sabor de su pan y con ello trasladó su panadería a Port Chester, Nueva York.

El crecimiento continuó. Mientras estaban de vacaciones en Florida en la década de 1950, Dean y Betty escucharon a unos Neoyorquinos quejarse de que no podían conseguir un pan de primera calidad como el de Arnold. Así fue como en 1959, los Arnold se hicieron cargo de una planta de 24,000 pies cuadrados en Riviera Beach, Florida, e instalaron su fábrica de pan en el llamado Estado del Sol.

En los años sesenta, construyeron la mayor panadería bajo un mismo techo del mundo, que incluía el mayor horno de ladrillo del que se tuviese conocimiento, en Greenwich, Connecticut.

El legado de Dean y Betty Arnold vive hoy en día en el delicioso y nutritivo pan Arnold que ellos crearon conjuntamente.

Acerca de Brownberry

Brownberry es el arte del pan perfecto

En 1946, Catherine Clark comenzó a darse cuenta de algo acerca de la dieta estadounidense. Se dio cuenta de que el pan de trigo bueno, hecho en casa y de la forma tradicional, hacía falta y decidió hacer algo al respecto. Utilizando una receta familiar con trigo recién molido, creó un pan sustancioso y de sabor único.

Todo el mundo alabó su sabor saludable y su textura. Así que Catherine convenció a su marido, un funcionario bancario, para que obtuviera una hipoteca de $7,000 sobre su casa. Ella compró un horno, un mezclador, un camión de reparto de segunda mano y una vieja tienda de comestibles para utilizarla como su panadería. Encendió su horno y al hacerlo dio comienzo al horneado de su delicioso pan de trigo. Observando los panes frescos saliendo del horno, comentó, “brown as berry” y fue así que Brownberry Ovens fue fundada.

Con ventas de más del doble cada año, expandió las operaciones, construyendo una panadería de 400,000 dólares en Oconomowoc, Wisconsin. Las instalaciones han estado en constante crecimiento y siguen siendo la principal fábrica de panadería en la que se elaboran los productos Brownberry. En 1972, la señora Clark fusionó a Brownberry con la Empresa Peavey Company en Minneapolis, suministrando pan fresco a los nuevos mercados del este.

Los tiempos ha cambiado, la compañía creció, pero las normas establecidas por Catherine permanecen. La esencia original de su creación todavía se encuentra en una variedad de deliciosos productos de trigo y cereales, todos horneados de la manera lenta, tradicional y propia de Catherine—un lote a la vez.

Por casi 60 años, Brownberry ha brindado su sabor tradicional y casero a la dieta americana.

Acerca de Oroweat

Oroweat es el arte del pan perfecto

Creemos que un nombre puede significar muchas cosas. El pan Oroweat, que significa “trigo dorado”, es horneado con el mismo amor y sustancioso sabor con el que nació en los hornos de una pequeña panadería en North Hollywood, California, en 1932. Uno podría pensar que comenzar un negocio en plena Gran Depresión, no sería exactamente una estrategia sólida de negocios. Sin embargo, eso mismo lo convirtió en un verdadero testimonio de la dedicación y el arduo trabajo de sus fundadores. A pesar de los tiempos difíciles, lo que comenzó con unos pocos cientos de barras de pan, 100% de trigo integral, entregadas puerta a puerta, creció rápidamente hasta llegar a supermercados a medida que su alta calidad y su gran sabor conquistaban los corazones y el paladar de los consumidores.

Esa misma herencia y tradición continúan hoy día con una calidad superior y un sabor que constituyen la piedra angular de todas las variedades del pan Oroweat. Cada pan es horneado con los más finos ingredientes y el cuidado de nuestros panaderos para proporcionar el sabor que los consumidores aman y la nutrición que les hace sentirse muy bien. El pan Oroweat está disponible en una amplia variedad que incluye Healthfull®, Whole Grain, Country y Rye, haciendo del pan Oroweat una opción sabrosa y nutritiva para todos.